Personajes TRIDIMENSIONALES

El arco de transformación
octubre 13, 2011
Función de los personajes
Funciones de los personajes
octubre 17, 2011
Personajes tridimensionales

 

¿Qué es esto de los personajes tridimensionales? ¿Tiene que ver con los últimos desarrollos respecto a la tecnología 3D? No, en absoluto.

Un personaje tridimensional es uno que incorpora las siguientes 3 características:

  1. Pensamientos
  2. Acciones y
  3. Emociones

Ahora bien, ¿todos los personajes deben ser tridimensionales? La respuesta es NO.
Aunque la mayoría de los críticos esperan que un personaje cambie a lo largo de la historia, o los autores del cine independiente argumenten que el personaje debe mostrar una evolución, a muchos productores les importa lo más mínimo las dimensiones y prefieren los personajes como James Bond.

A estos personajes se les ha suprimido una o dos dimensiones, quedando así lo que se denomina personaje-tipo.
En el caso de James Bond es un personaje-tipo de una dimensión: la acción. Es un personaje caracterizado exclusivamente por la acción; su actitud ante la vida nos es desconocida y sus emociones son casi inexistentes o irrelevantes.

Entonces, si quieres crear personajes de cualquier número de dimensiones, antes debes conocerlas:

1. Pensamientos

Es la psicología del personaje.
¿Cuál es su razonamiento lógico? ¿Cómo es su actitud ante la vida?
Aquí también entran las creencias religiosas, del universo, etc.

¿Sólo esta dimensión? Los personajes definidos solo por su modo de pensar resultan abstractos, habladores, indulgentes consigo mismo y finalmente aburridos.

2. Acciones

La acción es la sangre del drama. La acción se divide en dos partes:
(1) La decisión de actuar y
(2) la acción en sí misma.

Es la decisión de actuar lo que nos ayuda a ver la psicología del personaje. El momento de pasar de la decisión a la acción es sumamente relevante.
En el caso de James Bond raramente reflexiona, simplemente actúa.

Pero las decisiones deben conducir a acciones concretas. Un protagonista debe ser ACTIVO. Esto lo leerás en decenas de manuales, y si lo remarcan tanto, por algo será. Un personaje que se deja arrastrar por la historia no resulta interesante.

3. Emociones

A veces las emociones se dejan al margen de la historia, o se limitan a unas lágrimas o enfados. Pero las emociones verdaderas son mucho más profundas.

La emociones intensifican la humanidad del personaje. En las mejores historias, siempre, siempre simpatizamos con el personaje. Podemos sentir la frustración de Rocky, la envidia de Salieri a Mozart en Amadeus, el deseo de venganza de Maximus en Gladiator.

Aquí otra vez acude en nuestra ayuda la psicología. Las emociones están perfectamente catalogadas y normalmente se dividen en cuatro categorías
(1) Locura -enfado, rabia, malhumor, frustración, irritabilidad…
(2) Tristeza -depresión, desesperación, autodestrucción, melancolía…
(3) Alegría -júbilo, felicidad, éxtasis
(4) Miedo -temor, terror, horror y ansiedad.

Es importante que en el guión se refleje la reacción emocional a una determinada situación. Por ejemplo, si hay un asesinato, no nos importa tanto el asesinato en sí mismo, sino cómo reaccionan emocionalmente nuestros personajes a dicho suceso.

Adrian Silisque
Adrian Silisque
Como al resto de los mortales, me encantan las buenas historias. Por eso me dedico a escribirlas.

2 Comments

  1. Líber dice:

    Muy útil, justo lo que estaba buscando para ayudarme a escribir un guión de cine. Tengo un libro que estoy consultando: El Guión de Robert McKee (algun otro para recomendar?)

    • Adrian Silisque dice:

      Gracias por tu comentario Líber, un libro que a mí me ayudó bastante para el tema de personajes, y que sigo consultando de vez en cuando, es LA CONSTRUCCIÓN DEL PERSONAJE LITERARIO – UN CAMINO DE IDA Y VUELTA, de Isabel Cañales.
      Y con respecto al mundo del guión, uno de mis favoritos (además del de McKee) es Anatomía del guión, de John Truby.
      Éxitos y sobre todo, ¡ánimo!

¡Si quieres comentar, comenta! Prometo leerlos a todos y responder a la mayoría. ¡Gracias!